SUSCRIBIRSE POR CORREO ELECTRÓNICO

Lentes de contacto cosméticas causan riesgos y peligros


España.-  El uso de lentes de contacto cosméticas que no han sido prescritas ni adaptadas por un óptico-optometrista no garantiza la salud de los ojos.

Los lentes de contacto cosméticos son productos sanitarios de adaptación individualizada y deben cumplir los mismos requisitos y parámetros que las lentes correctoras, por lo que obligatoriamente deben ser adaptadas por un profesional óptico-optometrista en un establecimiento sanitario de óptica.
Problemas de oxigenación y úlceras
Las posibles consecuencias que el uso inadecuado de este tipo de lentes puede acarrear incluyen la hipoxia corneal, que da lugar a problemas de oxigenación en la córnea; las reacciones alérgicas oculares y las úlceras corneales (que incrementan el riesgo de infección ocular), debido a la presencia de gérmenes o de una incorrecta manipulación de las lentes.
La prescripción de un profesional de la visión es imprescindible, ya que es necesario educar a las personas en cuanto a la limpieza y desinfección y a la correcta colocación y manejo de las lentes de contacto. Sin la supervisión y las instrucciones proporcionadas por un profesional, las personas que utilicen este tipo de lentes de contacto corren el riesgo de sufrir una infección o, incluso, un daño significativo".
Recomendaciones
  • En primer lugar, se debe tener en cuenta que no todas las personas son aptas para llevar lentes de contacto, aunque sea por un período breve de tiempo. Es el óptico-optometrista quien debe evaluar la situación de cada paciente además de realizar una adaptación personalizada de las lentes de contacto y realizar una serie de recomendaciones sobre el correcto uso y mantenimiento.
  • Las lentes no deben ser adquiridas en bazares, mercadillos u otros establecimientos no autorizados que no están sujetas a ningún tipo de control o de medida de seguridad.
  • En lo relativo al uso de las lentes de contacto, es aconsejable lavarse y secarse bien las manos antes de ponerlas y quitarlas, además de mantener la limpieza de las propias lentes con soluciones de limpieza y mantenimiento prescritas por el óptico-optometrista y conservarlas en un 'portalentes'.
  • Asimismo, no se deben usar las lentes de contacto más tiempo de lo recomendado, más allá de la fecha en que haya que tirarlas ni dormir con ellas. (elmundo)


No hay comentarios:

Publicar un comentario