SUSCRIBIRSE POR CORREO ELECTRÓNICO

No pasa nada con el plan de Castañeda, por Jorge Ruiz


Lima.- El candidato que lidera las encuestas, Luis Castañeda, ha publicado su plan de gobierno en un gesto que deberían imitar todos los partidos. Es una señal de respeto al elector. Sin embargo, su lectura es decepcionante.

Presenta ocho ejes estratégicos: inclusión social y calidad de vida, seguridad ciudadana y riesgos, cultura, transporte, servicios de la ciudad y medio ambiente, desarrollo urbano, promoción de la inversión privada y participación vecinal. Y de cada uno se desprenden objetivos y acciones. Sin embargo, solo es un esquema ordenador del “hay que hacer”. Un ex alcalde debería darnos, para empezar, una visión de ciudad a futuro, pero esta no aparece en todo el listado de acciones. El esquema podría servir para cualquier ciudad y no específicamente para Lima.
Algunos grandes vacíos: Ofrece mejorar la calidad de vida. Suponemos que preferencialmente la de los más pobres. Pero no hay ninguna referencia al problema de la vivienda, al del agua, desagüe y servicios que le faltan a más de 1 millón de personas.
La  vivienda es competencia del Gobierno Central y del municipal. En Lima hay un déficit acumulado de 500 mil viviendas, de las cuales dos terceras partes son demanda sin recursos económicos que precisan de alguna forma de subsidio. Ninguna referencia al tema.
Lima tendrá por lo menos 500 mil habitantes más cuando acabe la gestión el 2018. ¿Dónde irá a vivir esa población? Más de la mitad serán familias pobres, víctimas de los traficantes de tierras, sin una política de suelo. ¿Y cuál es el nuevo modelo en términos de movilidad urbana? A Lima ingresan 100 mil vehículos nuevos por año y la infraestructura no crece a ese ritmo. ¿Cómo debemos movilizarnos, en particular quienes viven en los arenales y cerros? Se menciona: Desarrollo del sistema de transporte masivo. ¿Cuál? ¿Qué metas? ¿Cómo se financiará?
En materia ambiental, todo se circunscribe al Cercado. Craso error. El gobierno metropolitano necesita un enfoque metropolitano para problemas como la recolección de residuos, descontaminación, los efectos del cambio climático. ¿Cuántos metros cuadrados de área verde se incrementarán? Está bien la propuesta de fomentar el tratamiento y uso de aguas residuales, ¿pero cómo se financiará?
¿Y el patrimonio, la defensa de los valles de Lima? ¿La Costa Verde? No figuran. Y sobre la inversión privada, no sabemos para qué proyectos se convocará. Nada respecto a cómo usar a favor de la ciudad el ‘boom’ inmobiliario. ¿Alianzas con el Gobierno Central? Ninguna. ¿Algo especial de cara a los Panamericanos del 2019? Tampoco. Un candidato que intenta su tercer período de gobierno debería ofrecernos una propuesta que lo distinga del resto. Que vincule ciudad y país. Que no nos deje dudas sobre cómo democratizar los beneficios del crecimiento económico en la capital.La verdad, el plan de gobierno de Castañeda desilusiona.Estamos a la espera de las propuestas de otros candidatos y de los debates, que serán indispensables.